Uno de los problemas más comunes que tienen los E-Commerce o tiendas online es el del abandono del carrito, es decir, procesos de compra que no son terminados por los usuarios. La tasa de abandono del carrito es de alrededor un 70%. Esta cifra puede parecer alarmante, pero como dice Ernesto Del Valle en su página, “la tasa de abandono del carrito puede ser la métrica de una oportunidad”.

El paso más importante para vender por internet es por supuesto, tener una tienda online. Sin embargo, no es suficiente con tener una página en plataformas como Woocommerce o Shopify. Hay muchos aspectos a tener en cuenta cuando quieres emprender digitalmente.

El abandono del carrito

El hecho de que una persona incluya un producto en su carrito de compras indica que está interesada en el mismo, aún si no termina la compra. Si la tasa de abandono del carrito en tu web es muy alta, puede deberse a cualquiera de estos factores:
  • El target al que te diriges no está familiarizado con las compras online
  • El target al que te diriges no está familiarizado con los procesos de compra de tu web
  • El producto no es lo que estaba buscando
  • Quieren seguir viendo otras opciones
  • Tu página no genera la suficiente confianza como para que dejen sus datos personales y de pago
  • No tienes reviews o tienes malos reviews de los artículos o de los servicios
  • No estas promocionando tu web por los canales adecuados

5 Factores a tomar en cuenta para reducir el abandono del carrito

  1.  Usabilidad de la web: imagínate que entras a una tienda a comprar una cafetera, pero te encuentras con que todos los productos están mezclados de forma desordenada (los platos con las sábanas, los productos de limpieza con las carnes, etc.) ¿crees que encontrarías fácilmente lo que andas buscando?. Pues eso es lo que sucede si tu pagina web no está ordenada. Según Inbound Cycle, la idea principal de la usabilidad es esta: poner todos los medios para que los visitantes puedan encontrar lo que buscan con el mínimo esfuerzo y en el menor tiempo posible. Si los usuarios entran a tu tienda online y no encuentran lo que buscan fácilmente, abandonarán tu página y eso, aparte de afectar las ventas, afectará el posicionamiento.
  2.  Diseño pobre: un diseño poco atractivo y llamativo puede ocasionar que el usuario pierda el interés en tu página.
  3. Identificar bien tu target: si tus esfuerzos de marketing se están dirigiendo a un target que no se relaciona con el producto que vendes, difícilmente logres convertir. Debes definir bien a quien diriges tus productos y aquí entran en juego el lenguaje que usas, los precios, la forma de pago, entre otros.
  4.  Retroalimentación: Si haz comprado en Amazon, te habrás fijado que siempre envían un email para saber como fue tu experiencia de compra donde te piden que hagas un “review” del producto que ordenaste. Esta información que recopilan de sus miles de clientes es muy importante, porque les permiten hacer mejoras para que la próxima experiencia de los usuarios sea mejor. Una forma de saber cual es la experiencia de tus clientes es enviar un email solicitando su opinión sobre la compra realizada o preguntando por qué no terminó, puedes hacer encuestas y por supuesto, si cuentas con servicio al cliente, cada queja o comentario es información valiosa para mejorar.
  5. Envía un email: si el usuario que dejó abandonado su carrito estaba logueado en tu página, quiere decir que tienes acceso a sus datos, como nombre y correo. Puedes enviar un correo ofreciendo un descuento en el producto que tenía en su carrito o puedes enviarle mas opciones de compra.

Retargeting y Remarketing: grandes aliados de tu tienda online

Estas dos técnicas pueden ser muy útiles a la hora de disminuir el abandono del carrito. Ambos términos son parecidos, pero existen diferencias entre ambos.
El primero se trata de publicidad que realizamos tomando en cuenta los intereses de los usuarios en otras plataformas web. Google utiliza los datos recopilados para ofrecer soluciones publicitarias a sus anunciantes.

El segundo se trata de una técnica para mostrar un producto a un usuario que ya demostró un interés anteriormente, como colocarlo dentro del carrito de compras.

En conclusión: no es solo tener una web con un catalogo de productos, es dirigir la información de lo que vendes al publico correcto con técnicas de marketing que sean adecuadas y usar herramientas que faciliten que regresen a tu web para terminar la compra.

También puede interesarte: Hacer promoción: mas que postear en redes sociales.